LA MIRADA DESDE LA DEMANDA DEL SEGURO

¿Cómo percibe el productor agropecuario el seguro para el agro?

Por Nicolás Raffo, Director de Organización Neldo Raffo de Río Tercero, Córdoba.

Desde nuestra perspectiva, tenemos opiniones diversas en cuanto a cómo toma el productor agropecuario los seguros para su rubro.

En base a nuestro trabajo con ellos, la soja y el maní son los cultivos principales siendo esta última unas de las producciones más importantes del país. En raras ocasiones, a causa del clima, podemos ver cultivo de trigo y maíz como opciones de siembra.

Conversando con Agustin Hesar, quien es referente de la producción de maní a nivel nacional de Hesar Hnos. S.A., podemos destacar que se cultivan cerca de 400.000 hectáreas de maní en el país siendo la provincia de Córdoba la productora de casi el 90% del total y generando más de 1.000 millones de dólares al año con este cultivo. Si bien el cultivo tiene un alto costo de producción como así también de rentabilidad, este genera grandes desgastes en el suelo por lo que es casi obligatorio la rotación del cultivo para evitar un mayor desgaste. Los periodos de siembra y cosecha son idénticos al de la soja o maíz sembrando en el período de octubre/noviembre y cosechando en el período de mayo/junio.

Sin embargo, muchos productores no consideran importante contratar una póliza de agro debido a la falta de siniestralidad que genere grandes pérdidas derivadas de la caída de granizo.

De igual manera, hay un gran porcentaje de pequeños productores agropecuarios menos tecnificados que optan por contratar el seguro en centros de acopio o grupos que se forman para brindarse cobertura por cuenta propia. Estos tipos de centros ofrecen una tasa menor dado que no perciben el costo que necesita afrontar una aseguradora y que, por lo tanto, pueden ofrecer insumos a menor precio por medio de esta contratación. Teniendo en cuenta que nuestra área de influencia es en mayor medida el departamento Tercero Arriba junto a los departamentos de Rio IV que es uno de los departamentos con mayor siniestralidad de la provincia de Córdoba, una gran parte de estos pequeños productores eligen autoasegurarse mediante estos centros y no por medio de las aseguradoras.

De todas formas, existe un grupo muy reducido de pequeños productores agropecuarios que apuestan a asegurarse con el fin de cubrir la gran mayoría de los gastos ante un siniestro para no terminar en pérdidas.

Ante toda esta situación, venimos trabajando con diferentes aseguradoras para acrecentar ese porcentaje de asegurados y para poder brindar una mejor alternativa que la cobertura tradicional que incluya más que solo el daño por granizo. Como, por ejemplo, una cobertura que considere el daño por incendio que se ha convertido en un gran enemigo en este último tiempo en nuestra zona, además de la sequía que también afectó a muchos productores en sus cultivos.